Autor Tema: Un mal silencioso responsable de muchos, permeabilidad intestinal aumentada  (Leído 34 veces)

marazul

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 2
    • Ver Perfil
Nuestro organismo es a diario, atacado por distintos elementos bien sea en suspensión en el ambiente o por su incursión en nuestro cuerpo por otros medios. Lo cierto que uno de los lo más responsables de nuestras dolencias internas pero que tiene origen en efectos externo y cuando este aparece es responsable antes la aparición de otros más, les estamos hablando de la permeabilidad del intestino, que es una afección que aparece cuando  la capacidad de absorción de nuestro intestino comienza a ser vulnerada por diferentes causas, entre ellas, procesos metabólicos, genéticos, parasitosis u organismos patógenos dentro del sistema digestivo, alergias medicamentosas o reactiva, alergias alimentarias, o causas psicosomáticas complejas, estrés cotidiano, mala calidad alimenticia entre los más comunes. Lo cierto, es que estas van apareciendo cuando el instinto deja en cierto modo de absorber sistemáticamente los nutrientes y empieza a inflamarse por lesiones dentro de las células epiteliales, existen unos micro poros que al verse atacado por alguna de las causas enunciadas, se comienza un proceso interno patológico que inicia desequilibrando las propiedades de los compuestos químicos inflamatorios, dando origen a bajas en el sistema inmunológico provocando los primeros síntomas como son la distensión abdominal , siendo muy  probable el desarrolle acné, cefaleas, una sucesión de resfriados o distensión abdominal, al mismo tiempo que la inmunidad del organismo comienza a verse sometido a tensiones. Ante esta situación, las personas empiezan a experimentar las llamadas alarmas inmunitarias y el requerimiento inmediato de la evaluación exhaustiva de los especialistas para elaborar la diagnosis y el tratamiento inmediato. En este orden, como experiencia propia y poco agradables ante la presencia de permeabilidad intestinal aumentada; os sugiero de manera enfática, buscar la ayuda necesaria porque dejar de hacerlo implica males peores progresivos; recuerda que es muy silencioso y los daños en tu salud son mayores.